Translate

viernes, 29 de abril de 2016

Comparte si crees que es mejor la música de antes que la de ahora

     



Me resulta muy llamativo como las tendencias y la esencia de la música se ha ido perdiendo a lo largo de las últimas décadas; en concreto, al principio del siglo XXI.
 Y es que la mayoría de las canciones de hoy en día se han creado con un mero objetivo comercial, han perdido el sentimiento auténtico de antaño.
Pero para analizar el estado musical en el cual nos hallamos, primero nos debemos retrotraer varias décadas atrás, cuando surgió la música moderna, con la aparición de tecnologías que permitían la posibilidad de grabar la música, de difundirla mediante los medios de comunicación de masas como la Radio y el Cine Sonoro.




El movimiento del momento fue el Jazz, originario en Nueva Orleans, e influido a su vez por el Blues, derivado de tradiciones de los africanos esclavos y de tradiciones blancas, que luego se extendieron por Chicago y Nueva York.
En aquel tiempo se abrieron paso las conocidas Big Bands, el Boogie, que desembocó en el swing, y luego en Bepop, para culminar en Cool Jazz; y así fueron brotando numerosas ramas como el Soul Jazz, Funky Jazz, Jazz Rock y el Jazz fusión.


El segundo gran movimiento se gestó durante la segunda mitad del siglo XX y fue el Rock. En un primer momento con el Rock and Roll de los años 50–con Chuck Berry, Little Richard y especialmente Elvis Presley–





El Rock and Roll era una música de ritmo rápido que surgía entre el Rythm and Blues negro y el Country blanco, y que años más tarde, en la década de los 60, desembocaría en una gran oleada de grupos británicos, con The Beatles y The Rolling Stones a la cabeza; y al final de la década con otras bandas, que presentaron un rica gama de influencias, como lo fueron Led Zeppelin y Pink Floyd.
No hay que olvidar a The Velvet Underground, que también contribuyó con su música experimental en otros estilos que se desarrollarían posteriormente, como el Punk, y el Rock Gótico.



 


Al margen de estos movimientos, en los 60 se fueron desarrollaron otros estilos y tendencias, que se hacían eco sobre todo entre los americanos de color: El Soul y el Funk, con figuras destacadas como James Brown, Ray Charles y Aretha Franklin.
Y también el Folk y los cantantes de autor, con la máxima representación en Bob Dylan.






Sin duda, el espectro de influencias antes mencionado continuó ampliándose en los 70. Nacieron estilos muy distintos como el Hard Rock–ACDC–, el Reggae–Bob Marley–, el Punk, o la música Disco–The Bee Gees–






A la par, el Pop comenzó a destacar con figuras como Elton John y el grupo sueco Abba...y también se distinguieron los ritmos latinos como la Salsa o Bossa Nova.






La década de los 80 supuso otra vuelta de tuerca, y es que se produjo una profunda modernización en el modo de hacer música. Se popularizaron los sonidos sintetizados, el fenómeno videoclip, y con ello las figuras estelares de Michel Jackson y Madonna, y el grupo Queen.
Mientras tanto, el Rock experimentaba con sonidos alternativos, como lo hiciera U2 o The Police.
Y por otro lado, la música Disco evolucionaba, se convertía en otras formas de música electrónica: House, Techno o Dance, y sonidos Trance, Drum And Bass, Chill-Out...








Durante los 80, el Heavy Metal, derivado del Hard Rock y también de la NWOBHM de los 70, comenzó a ganar gran popularidad, y derivó en subgéneros y otras formas de metal como el Metal Progresivo, el Power Metal, Death Metal, Thrash Metal...







Ya en los 90, se extendió el Grunge, con Nirvana y otros grupos de Seattle; también el Rock Alternativo se hacía, y el Britpop con Oasis y Blur.










El Rap, que llevaba tiempo siendo popular pero no llegaba a despuntar, despega en los 90 con el legendario Tupac Sakur, y luego con Jay-Z y Eminem.




Durante los 90, el Pop comenzó a arraigarse de forma notoria, siendo el género más extendido. La música Pop se vio muy influida por el R&B contemporáneo y por algunas formas de música electrónica, como lo fuera el Dance–surgieron artistas como Jennifer Lopez, y posteriormente en el transcurso de la década 2000, Britney Spears Justin Timberlake, Rihanna...









Sin duda, a mediados de los 2000 el fenómeno Reggueatón ya era conocido en todo el mundo. Se trataba de un género que proviene de la música latina, algunas formas de Rap y Reggae. Un género muy impulsado, como el Pop,  por el fenómeno videoclip.





Y para terminar, la última oleada, que se ha producido dentro del Pop: el Teen Top.
Ya desde los 90 había tomado fuerza con las Spice Girls y los Backstreet Boys; pero es ahora cuando el fenómeno nos invade con la Segunda Generación– con artistas como Miley Cirus, Selena Gomez, Justin Bieber, One Direction, Jonas Brothers...

Y es ahora cuando llamo a la reflexión de que... sin lugar a dudas, los actuales géneros, estilos y/o tendencias musicales, han demostrado reinventarse muy poco desde la última década.

Por eso he expuesto un rápido repaso de la historia de la música moderna, para tener un poco de perspectiva de la música moderna. Y sí, me han faltado muchos nombres, pero... creo que ha quedado claro que nos hallamos en un profundo estancamiento musical.

Lo único que prima ahora es la moda, y no la originalidad; las canciones cortas con simples melodías "ramplonas", y no la riqueza musical de las bandas antiguas; los ritmos y progresiones musicales de acordes similares, y no la esencia de determinados acordes que nos ayudan a transportarnos a otros mundos...
Ya de la complejidad de la letra ni hablemos; ni de la supresión, en gran medida, de los instrumentos de toda la vida. Además, tampoco hace falta ser muy buen intérprete, ya existen programas informáticos para modificar la voz...
¿En serio no creen ustedes que estamos estancados musicalmente?